Wonderboy

We don´t play my life

Instalación

Esta instalación, basada en un bombardeo de imágenes de juegos retro, hace que algunas de las imágenes “salgan” de la pared dejando atrás las dos dimensiones y formando gráficos corpóreos que toman la realidad. Wonderboy intenta mostrar fina línea que separa el mundo virtual y mundo real.

Nos encontramos ante una sociedad donde los avatares (personajes) de los videojuego son completamente configurables por el usuario y donde la gran importancia social de algunos juegos masivos, donde la gente a llegado a celebrar enlaces nupciales, ha llegado a puntos extremos. Ante ello, surge una pregunta clave…virtual, sí, pero ¿real?

Nacido en Avilés, Wonderboy estudió iluminación y sonido en la escuela taller de técnicas del espectáculo del teatro Palacio Valdés. Tras finalizar sus estudios realizó diversos montajes como técnico de iluminación para el Teatro Campoamor.

También ha participado en la iluminación de diferentes espectáculos. De modo paralelo, se interesó en el mundo de “street art”, desarrollando este interés alrededor de la esfera de los videojuegos vintage, recreando mediante “stencils” escenas de videojuegos en la vida real.

Ésta es su primera instalación.